¿Es Guillermo Ochoa el mejor portero en la historia de la Selección Mexicana?

0

Otra heróica actuación de ‘Paco Memo’ en un Mundial despeja las dudas sobre su lugar en la historia de los porteros mexicanos

Guillermo Ochoa nuevamente salvó a la Selección Mexicana en un Mundial. El portero que cumplió con su quinta Copa del Mundo, la tercera como titular de forma consecutiva, atajó un penal a la estrella Robert Lewandowski que salvó al Tricolor de la derrota en el debut mundialista en Qatar 2022.

Ochoa impone marcas, recibe halagos y reconomiento internacional y ‘promete’ intentarlo para el próximo ciclo mundialista, pese a que todavía el Mundial del 2022 va comenzando.

El arquero nacido en Guadalajara, Jalisco, el 13 de julio de 1985, nuevamente pone a discusión el lugar que tiene en la historia del futbol mexicano, mientras sus atajadas responden los argumentos de ascender a la cima de los legendarios porteros mexicanos en mundiales.

Te presentamos los motivos y abrimos el debate sobre la trascendencia de Ochoa para la Selección Mexicana, luego de su más reciente participación en Qatar 2022 ante Polonia.

GUILLERMO OCHOA

Sin ser un portero que se distinga por sus salidas, destaca por su buen accionar bajo los postes y por su sangre fría para encarar a los delanteros. La noche en el estadio 974 de Doha fue la confirmación de los duelos ante los atacantes más efectivos y atajarle un penal a Robert Lewandowski para el empate de México ante Polonia.

Su debut con el Tri fue el 15 de diciembre del 2005; fue tercer portero en la Copa Mundial de Alemania 2006 y suplente en Sudáfrica 2010, pero desde que Miguel Herrera le dio la confianza en el Mundial de Brasil 2014, nadie lo ha sacado de la portería nacional a lo largo de ocho años, salvo eventuales ausencia por lesión o descanso.

En Rusia 2018, con Juan Carlos Osorio al mando, volvió a brillar en el triunfo ante la campeona del mundo, Alemania y cuatro años más tarde Tata Martino le confirmó su estatus de legendario.

Atajó un penal para México en una Copa del Mundo después de 92 años, desde que Oscar Bonfiglio lo hiciera a Argentina en tercer partido del Tricolor en Uruguay 1930.

El entorno del jugador indicó que actualmente no tiene contrato, debido a que no ha podido resolver su renovación con América, pero eso no lo distrae de lucirse bajo la portería de México en los mundiales.


JORGE CAMPOS

Campos hizo historia con la Selección Mexicana por la forma tan descarada de plantarse en su meta y por sus grandes reflejos. Fue de los arqueros con menor estatura en el mundo, pero el portero mexicano con mejor manejo del área, ya que gustaba de arriesgar su arco, jugando la pelota con el líbero o saliendo con balón controlado. Otra cualidad que lo caracterizaba era que podía desempeñar funciones como arquero y delantero, incluso, en los Pumas tuvo la oportunidad de jugar las dos posiciones en un mismo partido. Con sus 47 goles (34 de Liga, cinco de Copa y ocho de Liga de Campeones), es el portero mexicano más goleador y entre sus logros está el haber sido reconocido por la FIFA como el tercer mejor guardameta del mundo en 1993.

Las comparaciones con Ochoa sobre su importancia con la Selección no se detienen, pese a que Campos fue titular en dos mundiales, pero el carisma del ‘Brody’ dejó buenos recuerdos en los aficionados.


ANTONIO CARBAJAL

La ‘Tota’ Carbajal ha visto ir y venir porteros de todos los estilos y capacidades. Sin embargo, está a la cabeza de todos simplemente por haber sido el primer jugador de la historia en disputar cinco Copas del Mundo con la Selección Mexicana (Rafael Márquez también alcanzó este récord en el 2018 y ahora en Qatar se le sumaron Andrés Guardado y Guillermo Ochoa). Su debut deportivo fue en 1948 y se retiró en 1966, tras participar en cinco ediciones del Mundial: Uruguay 1950Suiza 1954Suecia 1958Chile 1962 e Inglaterra 1966. Jugó un total de once cotejos en Copas del Mundo, en los que admitió 25 goles. En 1992 fue homenajeado por la FIFA y le concedieron la distinción de mejor guardameta del siglo de la CONCACAF.


PABLO LARIOS

Pablo Larios Iwasaki falleció el 31 de enero del 2019, pero quedó el recuerdo de sus osadas atajadas a lo largo de 18 años de carrera. Jugó con Zacatepec, Cruz Azul, Puebla y Toros Neza, y lo que más llamaba la atención de él es que era un arquero ‘volador’ que arriesgaba tanto el físico, como su arco en cada salida que hacía. Para el propio Campos, Larios ha sido el mejor portero que ha tenido México, incluso algunos aseguran que es uno de los cancerberos más icónicos que ha tenido el futbol mexicano. El espigado cancerbero disputó la Copa Mundial de México 1986 como titular, bajo el mando de Bora Milutinovic. En el 2018 incursionó en la política, aunque no ganó la elección para convertirse en presidente municipal de Zacatepec.


ÓSCAR PÉREZ

Mejor conocido como ‘Conejo’, el ex guardameta del Cruz Azul, equipo con el cual debutó y se le identifica más, destacó por sus grandes manos, ya que suele mostrarse seguro y veloz bajo los postes. Su apodo le viene de su increíble resorte, con el que, incluso, puede tocar el travesaño con un pie. Ha marcado tres goles en su carrera como portero, ya que, en momentos de apremio de su equipo, suele dejar su portería para ir a rematar. Pérez ha disputado justas internacionales de la talla de la Copa del Mundo, la cual disputó en dos oportunidades (2002 y 2010). A pesar del tiempo ha demostrado que se mantiene en un buen nivel futbolístico.

En 2010 le ganó la carrera a Guillermo Ochoa para ser titular con el Tricolor y se despidió en una derrota ante Argentina en dicha Copa del Mundo.


OSWALDO SÁNCHEZ

Su debut fue con Atlas (en 1993), aunque también defendió la camiseta del archienemigo de los rojinegros, Chivas, club con el que probablemente se identificó más. Incluso, la afición rojiblanca le dio el mote de ‘San Oswaldo’, debido a sus grandes reflejos. También jugó en América y Santos Laguna, donde se retiró. Entre sus características, destaca que era muy bueno en el mano a mano, además de destacar como líder nato en el grupo de jugadores. Fue convocado a dos Mundiales, aunque sólo fue titular en Alemania 2006.

Las lecciones que dejó a la Selección Mexicana el empate ante Polonia en el debut en Qatar 2022

play

Picante debate entre los expertos tras la actividad del grupo donde también se ubican México, Polonia y Argentina. (3:55)

 

Ochoa es una muralla, pero la defensa deja dudas; Alexis despuntó en su debut, pero a costa de la incomodidad de Chucky Lozano

La selección mexicana empató sin goles ante Polonia en su debut en la Copa del Mundo de Qatar 2022, en un partido en el que el combinado azteca fue el dueño del balón, pero estuvo lejos de hacerle daño a la portería de los europeos, incluso, a pesar del dominio, Guillermo Ochoa, una vez más, terminó por vestirse de héroe al atajarle un penal a Robert Lewandowski, delantero del Barcelona.

A continuación, te presentamos las lecciones que dejó el empate en el debut mundialista.

Guillermo Ochoa, el ‘monstruo’ de los Mundiales

Ya es una costumbre que, el portero que disputa su quinta Copa del Mundo, aparezca con la etiqueta de héroe para salvar a la selección mexicana en Mundiales. Ya había regalado estampas en Brasil 2014, Rusia 2018 y ahora en Qatar 2022, apenas con un partido, ya tiene una imagen histórica en la que aparecerá Guillermo Ochoa, mientras se lanza para impedir que su cabaña sea perforada.

La jugada ante Robert Lewandowski, la estrella de Polonia, se dio al minuto 58. El atacante, tras recibir una falta de Héctor Moreno dentro del área, colocó el balón en el manchón penal y sacó un disparo al costado izquierdo de Guillermo Ochoa. El portero mexicano se lanzó al lugar indicado para atajar el disparo que salió desde los botines del capitán polaco.

El futbolista de Chivas hizo su debut en las Copas del Mundo este martes en el partido contra Polonia. Con el ‘10’ en la espalda, Alexis Vega fue uno de los jugadores más desequilibrantes que tuvo la selección mexicana en la cancha del Estadio 974, incluso fue quien estuvo más cerca de marca con opciones que nacieron de los botines de Hirving Lozano, pero en ambas oportunidades el balón pasó desviado del arco rival.

Por otro lado, el ‘Chucky’ Lozano, quien se perfilaba a cargar el peso ofensivo de México, se diluyó con el paso de los minutos, luego de que en los primeros instantes comandó los ataques aztecas, pero posteriormente, un tanto víctima de la falta de profundidad del Tri, el canterano de Pachuca no tuvo injerencia en el trámite del cotejo.

El mediocampo tiene potencial, pero falta sincronía

La selección mexicana tuvo una posesión del esférico del 61 por ciento, por el 39% de los polacos en el primer tiempo. Sin embargo, a pesar de la superioridad en dicho rubro, el combinado azteca careció de profundidad y de creatividad a la ofensiva, pues de los once disparos que tuvo, solo cuatro fueron con dirección a la portería, de los cuales solo uno fue de Henry Martín, uno de los dos centros delanteros que usó Gerardo Martino en el cotejos, pues Raúl Jiménez, con 19 minutos en el terreno de juego, no tuvo opciones para rematar al arco, incluso en ocasiones tuvo que abandonar su zona para tener contacto con el esférico.

Pese al cero, la defensa dejó dudas

México logró mantener su acto intacto ante una ofensiva que lideró Robert Lewandowski, uno de los mejores centros delanteros del mundo. Dicho logró, se consiguió en gran parte de Guillermo Ochoa, pero fuera del portero la defensa tuvo un rendimiento aprobatorio en lo general, pero hubo descuidos, en especial de Jorge Sánchez y Héctor Moreno, que en una instancia de eliminación directa podría costarle caro al conjunto mexicano.

Compartir.

Comments are closed.