Américo no la tendrá fácil

0

POLVO DEL CAMINO / MAX ÁVILA

Pese a la opinión de sus adversarios, el triunfo de Américo es irreversible e inobjetable, así tenga que transcurrir por las instancias legales de este tipo de contiendas. Será cosa de esperar un poco para que Tamaulipas trascienda al siguiente capítulo de su evolución política, social y económica. Desde luego tiempo y carácter impondrán el sello de la nueva administración que debemos admitir, enfrentará serias dificultades.

Encontrará problemas digo, tan serios como la mayoría del congreso en contra, y una representación proveniente de Morena que desde el inicio mostró inmadurez, falta de convicción ideológica, carencia de liderazgo, además de soberbia, e incapacidad para comprender el papel histórico que le tocaba desempeñar y, “pa’ acabarla”, siempre dispuesta (con honrosas excepciones), a comerciar en lo personal, el patrimonio social puesto en sus manos a través del voto. Es vergonzoso lo sucedido en el legislativo, aunque no sorprende por el grado de ambición alcanzado por algunos(as) que practican en forma equivocada, lo que debiera ser el noble oficio de la política.

En este sentido está claro que AVA estaría impedido para realizar las reformas que convengan a su administración y menos si persiste la cerrazón de los y las que hasta ahora parecen dispuestos(as) a dejar constancia de que para mantener el poder existen tantas estrategias como carencias en el adversario. ¡Y vaya que por estos andurriales a Morena le ha faltado lo mismito que al carrizo!. Y ni modo que sea invento.
De manera que a Américo de poco o nada le será útil la diputación de su partido. Es lastimosa realidad que lo obligará a negociar otorgando no sabemos cuántas ni qué clase de concesiones que, por lógica, debilitarán su tarea administrativa, y no solo eso, sino tal vez su imagen que por esas mismas circunstancias y otras más, limitarán las posibilidades de cumplir compromisos contraídos durante su campaña, empezando por la aprobación del presupuesto y todo lo que de esto se deriva.

A lo anterior agreguemos que el Poder Judicial no está precisamente identificado con sus anhelos de hacer historia en Tamaulipas, pero bueno, por las características profesionales de sus integrantes lo más probable es que la relación sea institucional sin convertirse en problema político o partidista. Nada más eso faltaría.
Usted criticará al columnista presentar a Américo Villarreal Anaya como alguien con escaso margen de maniobra para gobernar. Y tiene razón, pero no es el objetivo sino comprender que el futuro régimen no la tendrá fácil y que la victoria en las urnas no lo determina todo cuando lo más importante estará en la praxis que puede hacer la diferencia.

El problema lo veremos los primeros dos años que serán los de mayor oposición producto todavía de la inercia debido a la pasión que despertara como ningún otro, el reciente proceso electoral.
Cuando menos dos años, insisto, después la composición del congreso podría cambiar. Mientras tanto el flamante gobernante ha de resistir teniendo como escudo los casi 731 mil votos a su favor que lo convierten en el más aceptado de la época libre, soberana e independiente del estado. Justo por tal honor de Américo hay que esperar lo mejor. Lo garantiza el humanismo de su formación de médico, sus valores personales y familiares y por supuesto la herencia ética de su padre-gobernador.

SNTE, “¡ES ARNULFO RAZA!”
La renovación de la dirigencia magisterial en Tamaulipas es impostergable. Son muchas las voces que exigen la respectiva convocatoria considerando que es saludable para la organización que se realice a la brevedad. Ya sabemos que el periodo del actual liderazgo finalizó hace casi dos años, sin embargo, Rigoberto Guevara Vázquez permanece al frente de la Sección 30 debido a la pandemia que afectó al país, pero las condiciones son más favorables. Incluso las elecciones para gobernador ya transcurrieron y nada impide que el proceso en cuestión se lleve a cabo.

No extraña entonces la inquietud entre algunos grupos que abiertamente proponen candidatos. Es el caso de Arnulfo Rodríguez Treviño quien insiste en obtener de nuevo la dirigencia que ya ocupó con éxito, entre 2008-12. “Arnulfo es una garantía por su sencillez y honorabilidad”, reconocen sus compañeros y pareciera que es la mejor carta de cuantos buscan la oportunidad de sustituir al Profe Rigo.
De manera que no pasará mucho tiempo para que el líder nacional Alfonso Cepeda Salas autorice la convocatoria enriquecida con la modalidad del voto libre, personal y sin consigna, como corresponde a los tiempos de la 4T…eso esperamos.

SUCEDE QUE
Ricardo Monreal tiene en Jaime Rodríguez Inurrigarro al mejor de sus contactos en Tamaulipas.
Y hasta la próxima.

Compartir.

Comments are closed.