Esperanza y fortaleza a todos e iniciar el 2021 con la bendición de Dios: Obispo

0

TAMPICO, TAMAULIPAS, 24 DE DIC. DE 2020.- Que la celebración del nacimiento del Niño Jesús, esté llena de paz, alegría, pero sobre todo que esté llena de un amor familiar, fue lo que pidió el Obispo de la Diócesis de Tampico, José Armando Álvarez Cano, en la víspera de la Nochebuena y Navidad y dio una palabra de esperanza y de fortaleza para todos ante un 2020 que dijo ha sido totalmente inesperado.

Pidió también iniciar el 2021 con la bendición del Señor y no dejó de insistir a la población que se cuiden de la pandemia por Covid-19.

Al emitir su mensaje navideño, vía redes sociales, la máxima autoridad eclesiástica dijo que sin duda hay que poner los deseos en las manos de Dios y pedir que este año venidero inicie con su bendición.

«Este año ha sido inesperado para nosotros en muchas cosas. Cuántos buenos deseos vamos a verter en estos días, deseos que tenemos que poner en las manos de Dios y pedir que nos bendiga y que este año que vamos a iniciar lo iniciemos con su bendición», expresó.

El Obispo envió luego un cordial saludo a las familias que han perdido a un ser querido o que han tenido algún enfermo y agradeció profundamente la ayuda y colaboración que han tenido con la Iglesia y con todos los necesitados.

«Reciban un cordial saludo de toda nuestra Diócesis, un abrazo virtual. No me queda sino insistir en que se cuiden. La celebración de esta Navidad será una celebración muy parecida a aquella cueva de Belén, María José y el Niño Jesús, aquellos pequeños pastores que llegaron a adorar al Señor», resaltó.

Monseñor José Armando Álvarez Cano clamó porque esta celebración esté llena de paz, alegría, pero sobre todo que esté llena de un amor familiar «que nos llene siempre de la alegría de Dios».

El Obispo de la Diócesis de Tampico se despidió enviando un abrazo muy cordial para todos y sus familias y un año nuevo lleno de bendiciones.

Compartir.

Comments are closed.