Aumentan casos de Covid en centros de detención de migrantes en EU

0

Nueva York— Los centros de detención de migrantes en Estados Unidos están registrando grandes aumentos en los contagios de Covid-19, a medida que su población incrementa casi a los niveles prepandémicos.

Las autoridades de salud advierten que las instalaciones cada vez más abarrotadas son un terreno fértil para los brotes, debido también a que pocos de los detenidos están vacunados contra el coronavirus.

En los últimos meses, la cantidad de migrantes detenidos casi se ha duplicado a medida que crecieron las detenciones en la frontera, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés). Más de 26 mil personas estaban detenidas en estos centros la semana pasada, en comparación con unas 14 mil en abril.

En ese mismo periodo, se han reportado más de 7 mil 500 contagios de coronavirus en los centros de detención, lo que representa más del 40 por ciento de todos los casos reportados en las instalaciones de ICE desde que comenzó la pandemia, según un análisis de los datos del ICE realizado por The New York Times

El año pasado, las prisiones de Estados Unidos fueron semilleros del virus, y casi uno de cada tres reclusos en las cárceles federales y estatales dieron positivo al Covid-19. El virus infectó y mató a los prisioneros a un ritmo más rápido que en las poblaciones cercanas debido al hacinamiento y otros factores que crearon las condiciones ideales para que el Covid se propagara.

En mayo, según los últimos datos disponibles de ICE, sólo alrededor del 20 por ciento de los detenidos que pasaban por los centros habían recibido al menos una dosis de vacuna mientras estaban bajo custodia.

El doctor Carlos Franco-Paredes, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado que ha inspeccionado los centros de detención de inmigrantes durante la pandemia, dijo que había varios factores culpables del aumento, incluidas las transferencias de detenidos entre instalaciones, pruebas insuficientes y cumplimiento laxo de las medidas sanitarias.

Por ejemplo, dijo, durante una inspección reciente en un centro en Aurora, Colorado, vio a muchos miembros del personal que no se cubrían la cara correctamente, y agregó: «Hay una responsabilidad mínima o nula con respecto a sus protocolos».

Paige Hughes, portavoz de ICE, dijo que a todos los nuevos detenidos se les hacía una prueba para detectar el virus y se les mantiene en cuarentena durante 14 días a su llegada.

Aun así, los funcionarios de salud pública señalan que los detenidos son transportados a las instalaciones en autobús antes de ser examinados y pueden estar expuestos durante el viaje. Fallos similares de los sistemas penitenciarios durante el último año han provocado infecciones y muertes masivas.

Los funcionarios de ICE dijeron que la política de la agencia era dejar las decisiones sobre la vacunación de los detenidos a los funcionarios estatales y locales. Algunos de los peores brotes en las instalaciones de ICE, incluido uno en el Centro Correccional del Condado de Adams en Natchez, Misisipi, se produjeron en estados donde las tasas de vacunación están muy por debajo del promedio nacional.

Compartir.

Comments are closed.